La extinción por abandono de trabajo

Cuando el trabajador exterioriza una conducta que presupone su intención tacita de no continuar con el trabajo, ausentándose sin aviso ni justificación, el empleador puede intimarlo – con el fin de constituirlo en mora -, bajo apercibimiento de consideración que su ausencia puede configurar la extinción del vinculo por abandono de trabajo. En definitiva, los pasos a seguir son los siguientes:

  • El trabajador debe ausentarse sin causa ni justificación exteriorizando de alguna forma su voluntad extintiva de modo tácito
  • La intimación cursada por el empleador debe determinar en forma fehaciente, con indicación clara de que se requiere el reingreso del trabajador frente a la ausencia verificada en las fechas que también podríamos indicar, otorgando un plazo domicilio declarado por el ausente.
  • El trabajador puede presentarse, justificar o no su ausencia, lo que determina si cobra o no su salario por la ausencia, o simplemente continuar ausente más allá del plazo concedido para reintegrarse.
  • En este último caso, puede extinguirse el vinculo por abandono de trabajo, a cuyos efectos habrá que notificarlo en forma fehaciente.