Gratificaciones al personal

Existen una serie de prestaciones o retribuciones personales que no han sido expresamente legisladas, pero que son admisibles.
A continuación realizamos un detalle de las mismas:

  • a) Gratificaciones anuales o semestrales: lo importante en estas gratificaciones de pago habitual, que es parte de la retribución, y que su devengamiento corresponde al período de liquidación. Estas gratificaciones no tienen una fecha requerida de pago. Pueden devengarse a lo largo de un año calendario y liquidarse en el mes de abril del año siguiente.
  • b) Sistemas de premios o incentivos: son sistemas creados por las empresas para mejorar la asistencia o puntualidad, presentismo o para incentivar la productividad. Son retribuciones variables que se consideran remuneraciones complementarias.
  • c) Los bonos o pagos únicos o extraordinarios: se liquidan por única vez y se originan en circunstancias o causas que no son habituales ni tienen repetición en el futuro. Es una entrega exenta de cargas sociales, pues la ley previsional solo incluye en estas, las gratificaciones habituales específicas en a). Este tipo de pagos están alcanzados por las retenciones de impuestos a las ganancias, 4 ° categoría.